Noticias

Categorías

Carrusel de Cristales Marinos: una inmersión con CHAUVET Professional

Publicado en 11 de diciembre de 2015
seaglass 1

NUEVA YORK – Manhattan ofrece muchos atractivos inigualables. Recientemente se ha añadido uno excepcional: la posibilidad de introducirse al mundo submarino de un gran acuario. Esta oportunidad la ofrece el Carrusel de Cristales Marinos (Seaglass Carousel), localizado en el Battery Park al sur de Manhattan. A diferencia de los carruseles típicos de ponys, unicornios y otros personajes, los visitants realizan un recorrido dentro de enormes peces tropicales de gran colorido que les proporciona el potente y vibrante brillo de 50 luminarias COLORado 2-Quad Zoom IP de CHAUVET Professional que instaló la compañía Technical Artistry de Nueva York.

Un total de 30 ‘peces’ mecánicos que incluyen un pez ángel de 4.25 m de altura, un beta de 3.35 m, un pez león amarillo de 3.65 y otros especímenes similares diseñados por George Tsypin, quien creó el escenario para la versión de Broadway de ‘La Sirenita’, le conducirán por esta fascinante travesía. Transportados por tres plataformas que oscilan hacia atrás y adelante hasta cinco veces por minuto, el pez se desplaza con ondulaciones familiares para cualquiera que haya mirado a través del cristal de un acuario.

seaglass 3Los visitantes que montan en las entrañas de estos peces experimentan la sensación de moverse a través de un paisaje marino tropical, una sensación liberadora que se acentúa con la brillante luz RGBW de los equipos COLORado. Brillando como un sol tropical, la salida de las luminarias de LED colocadas en forma de círculo sobre el techo abovedado del carrusel juega con los cuerpos translúcidos de los peces cambiando sus colores. Los vivos colores también se reflejan en las plataformas y en las zonas circundantes envolviendo todo el carrusel. La música de Romeo y Julieta de Prokofiev, extraída de la sinfonía 40 de Mozart y otros acompañamientos musicales similares, se suman para crear un estado de fascinación en el interior del carrusel.

“El carrusel produce una experiencia inmersiva, y la iluminación es clave para esto”, afirma Kyle Chepulis de Technical Artistry. “Instalamos los COLORado 2-Quad Zoom arriba, sobre un soporte circular de acero diseñado especialmente para esta aplicación. Los equipos son utilizados para iluminar el espacio y crear atractivas vistas. Cambiamos la iluminación y la música en cada paseo para producir una experiencia única”.

Technical Artistry de Nueva York se incorporó al proyecto desarrollado por Battery Conservancy, cuando WXY, los arquitectos que inspiraron, diseñaron y crearon el carrusel los llamó. “Hemos trabajado con WXY en muchos proyectos”, dijo Chepulis. “Ellos nos llamaron para contribuir al desarrollo del carrusel. El tipo de equipo, acomodo, instalación, diseño, uso, mantenimiento; todo ello requería soluciones creativas. Probamos muchos equipos de LED tipo PAR para este proyecto. La capacidad de dispersión de la luz y las especificaciones IP del COLORado lo hicieron la elección ideal”.

seaglass 2Equipados con 14 LEDs de cuatro colores, los COLORado 2-Quad Zoom IP poseen un amplio rango de zoom de 11° a 43°, lo que proporcionó a Technical Artistry la flexibilidad para transformar el ambiente constantemente en el interior del carrusel con efectos tipo spot o amplios baños de luz. El dimming de 16 bits también contribuyó al diseño, permitiendo crear estupendas transiciones e imponentes ambientes con un bajo nivel de iluminación en diferentes tramos del recorrido.

“Nuestro objetivo era conseguir una atmósfera que realmente lograra que los visitantes olvidaran que estaban realizando un recorrido”, dijo Chepulis, quien hizo la programación en una consola ETC Ion, y que se reproduce mediante un módulo Medialon Showmaster Pro Mark II. “Pretendemos cautivar a los visitantes de todos las edades”.

Considerando la acogida del público a la más reciente atracción de Nueva York, el equipo que diseñó el Carrusel de Cristales Marinos ha cumplido sobradamente con su objetivo. En un artículo sobre el carrusel, el New York Times lo describió como “Un paseo de tres y medio minutos que más bien debería describirse como una inmersión”.

seaglass