Blog

Más allá de watts y lumens: Daniel Connell y el diseño para “Church On The Move”

Publicado en March 11, 2015

Explorar las opciones cuando se hace un proyecto de iluminación en una iglesia puede ser una tarea desalentadora, como podrá estar de acuerdo cualquiera que haya recorrido las exhibiciones de LDI o WFX. Dejando a un lado las preferencias de marca y las características de rendimiento, ¿cómo se deben evaluar las opciones de iluminación?

Consideramos que no hay nadie mejor para responder a esta pregunta que Daniel Connell, diseñador de iluminación de la iglesia Church on the Move en Tulsa, Oklahoma. Considerada líder en implementación de tecnología para recintos religiosos, Church On The Move ha aparecido en publicaciones de la industria como PLSN y Lighting and Sound America. Mucha de la tinta utilizada para escribir estas historias se ha dedicado a los sobresalientes diseños de iluminación de Daniel.

Antes de unirse a Church On The Move, Daniel fue LD para varias grandes estrellas. Su trabajo combina una elevada visión creativa con un sentido real para ajustar su proyecto a las necesidades específicas de cada evento y servicio de culto. Hablamos con Daniel sobre algunas de las cosas que a menudo se pasa por alto cuando las iglesias evalúan los productos de iluminación.

Daniel-Connell-Special-Edition-Churches-1

La mayoría de las iglesias son auxiliadas por voluntarios para controlar su sistema de iluminación. ¿Debe esto ser un factor al elegir los equipos para una iglesia? ¿Hay luminarias que seleccionarías si tuvieras a un profesional a cargo del control y que evitarías si tuvieras únicamente a voluntarios?

En Church On The Move tenemos la fortuna de tener un equipo de voluntarios increíbles y dedicados. Esto nos permite hacer diseños en base a las necesidades del recinto. Sin embargo, cuando me llaman de otras iglesias, mis primeras preguntas son siempre sobre su equipo de producción: ¿qué nivel de experiencia tiene? Si se trata de voluntarios, ¿de cuánto tiempo pueden disponer fuera de los servicios para dedicarlo al mantenimiento? Mis siguientes preguntas son sobre la infraestructura. ¿Tienen tubulares elevados?, ¿estructuras motorizadas?, ¿facilidad de acceso a la parte alta del escenario? Todos estos factores deben ser considerar al seleccionar el equipo, pero considero que es mejor dar buenas herramientas y capacitación a los voluntarios y no limitar el diseño para adaptarte a un nivel bajo de experiencia”.

¿Tienes algún truco para lograr resultados similares con equipos manejados por “voluntarios”, y los que seleccionarías para operadores profesionales?

“Ponemos mucha atención en el diseño y correcta configuración de nuestras consolas de iluminación. Una frase que escucho con frecuencia en algunas iglesias es “La consola marca ‘XYZ’ es muy amigable con el voluntario”. No voy muy de acuerdo con esa idea. Aunque definitivamente hay consolas que no tienen un buen diseño, para que una consola sea “amigable con el voluntario” dependerá de cómo se configure. Cuando añadimos un nuevo equipo invertimos mucho tiempo en la creación adecuada de colores, macros, y efectos para ese dispositivo. Mantener la consola correctamente organizada facilita la programación a los voluntarios y al personal remunerado”.

Daniel-Connell-Special-Edition-Churches-3

¿Cómo es posible determinar si será fácil o difícil para un voluntario operar un equipo determinado?

“Me concentro más en las herramientas que damos a un voluntario para interactuar con los equipos. Esta es otra razón que hace importante la selección y el diseño de la consola. He sido un profesional de la iluminación por más de 20 años, pero en ocasiones la configuración de la consola es tan confusa que me hace sentir como si estuviera en mi primer día. Escoger la consola correcta es importante, pero configurarla de forma clara y organizada es aún más importante”.

El mantenimiento es un factor que suele no considerarse. ¿Qué tan importante es que las iglesias consideren cuestiones como la sustitución de lámparas y el consumo de energía al momento de evaluar los equipos?

“Desafortunadamente muchas iglesias, especialmente las iglesias que apenas están incorporando la producción a sus servicios, es algo que comúnmente pasan por alto. Afortunadamente los avances en la tecnología LED de los últimos años han hecho que este problema sea mucho menor, y aunque no elimina por completo la necesidad de mantenimiento, sí disminuye su frecuencia y costo. Todavía utilizamos muchos equipos convencionales, pero para los nuevos proyectos siempre buscamos primero una opción de LED”.

¿Qué hay de la multifuncionalidad de los equipos? Debe una iglesia buscar luminarias que hagan una doble función, por ejemplo, iluminación de base durante los servicios y baños de color para los eventos?

“Tener una amplia gama de usos para un mismo equipo es algo muy bueno, siempre y cuando haga bien todas las funciones para las que fue construido. Con frecuencia se comete el error de adquirir un aparato que hace un montón de cosas, pero ninguna la hace bien. A veces es mejor conseguir un equipo que sólo hace una cosa, pero que es exactamente lo que uno necesita”.

Daniel-Connell-Special-Edition-Churches-2

Todo el mundo busca estirar su presupuesto, pero ¿cómo distinguir entre un equipo que ofrece una buena relación costo-beneficio y otro que solo tiene un bajo costo, pero por el que tendrás que pagar después?

“Eso es cada vez más y más difícil de saber”, afirma mientras sonríe. “En lo personal yo insisto en que me proporcionen una demostración en mis instalaciones antes de comprar o arrendar cualquier equipo. Además, yo prefiero a los fabricantes serios y que tienen un nombre de marca que deben cuidar”.

Considerando dispositivos específicos como paneles de video de LED o cabezas móviles, ¿cómo puede una iglesia determinar que estos tipos de equipos son adecuados para su instalación?

“En realidad esta es una decisión particular de cada iglesia. En la actualidad la palabra “iglesia” puede describir muchos tipos diferentes de organizaciones o instalaciones. En primer lugar se debe decidir si esos equipos van a ayudar a cumplir con la misión de la organización. En segundo lugar, hay que confiar en la asesoría de expertos externos para ayudar a tomar esas decisiones si no se cuenta con la experiencia necesaria”.

Regresando al tema de los voluntarios, ¿tienes algún consejo para las iglesias en cuanto a la formación de sus voluntarios?

“Prefiera siempre el carácter y el compromiso antes que la experiencia para integrar su equipo. Mi principal colaborador comenzó como voluntario cuando tenía 12 años porque las puertas de la iglesia estuvieron abiertas para él. En ese momento él no sabía gran cosa, pero ahora podría ser el director de iluminación de prácticamente cualquier iglesia. Una vez que haya integrado su equipo, llévelos a capacitar. Hay grandes oportunidades para hacerlo en ferias como LDI, USIITT e Infocomm. También visitar otras iglesias donde estén haciendo algo similar a lo que quieres hacer y aprender de otros”.

¿Cuáles son las cosas que un voluntario debe aprender para ayudar a optimizar el presupuesto de iluminación y conseguir un mayor impacto?

“En primer lugar el mantenimiento del sistema. Es sorprendente la cantidad de lugares que desconocen lo que es una lámpara de descarga, cuándo remplazarla o cómo limpiar los filtros de aire”.

Haciendo a un lado las características del producto, ¿Qué otros detalles suelen pasar por alto las iglesias al hacer la evaluación de los equipos?

“La longevidad: ¿Esta compra nos funcionará bien dentro de dos años, cinco años o diez años? Cualquier compra que hacemos para la iglesia Church On The Move debe tener una expectativa de vida de 10 años. Si no es así buscamos otras opciones”.

¿Algún otro consejo?

“No hay que tener miedo de alquilar equipos por algún tiempo antes de comprarlos. Tal vez se gaste algo más de dinero, pero te da la oportunidad de asegurarte de tomar la decisión correcta y aprovechar al máximo los recursos de la iglesia”.